Haciendonos mayores...

sábado, marzo 05, 2005

Ayer juegué a ser Pollyanna. A todos alguna vez nos ha apetecido ser una buena persona. No puedo decir que funcione, pero intuyo que la culpa es mia. El caso es que estaba alli, yo, esforzandome en encontrar lo bueno de las personas depresivas, y.... yo hablaba, yo hablaba, yo hablaba... y de repente se escucha un chillido agudo. Es la señora de delante, que no puede aguantar mas . Se echa a reir. Y de vez en cuando, gira la cabeza para atrás, nos mira... y carcajea mas fuerte.
No sabré ser Pollyanna, pero hago feliz a la gente. Asi que me di cuenta de la razon que tenia Kant al hablar de nuestras creaciones mentales causa consecuencia. En mi cabeza, yo jugaba a ser Pollyanna para hacer feliz a una desconocida, que cuando llegase a su casa, podria contarle a sus tres hijos: Hoy escuche una conversacion mas tonta por la calle!!! Y la familia entera reiría en amor, como hace tiempo que no reían. Y esa felicidad es solo causa mia.
(Que nadie me recuerde que a eso se le llama ser ridicula).

0 Comments:

{color:#aa0033;}

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home