Haciendonos mayores...

domingo, octubre 21, 2007

Si me engañas una vez la culpa es tuya, si me engañas dos, la culpa es mía.

Leo hoy "Si llevamos a un joven provinciano a la casa de fieras de Versailles y por tontería se le ocurre meter la mano a través de los barrotes de la jaula del tigre o de la pantera; si su brazo se queda entra las fauces del feroz animal, ¿quién tiene la culpa? Todo está escrito en el pacto tácito. Tanto peor para quien lo ignore o lo olvide. ¡A cuantos justificaría, mediante ese pacto universal y sagrado, acusados de maldad, cuando uno debería acusarse a sí mismo de tontería". Es el sobrino de Rameau quien lo dice, un bufón vicioso e inmoral. Y hasta Diderot, que se pasa el resto del libro escandalizándose y hablándole de la importancia de hacer el bien le dice: "Tienes razón".

Pero no, no tiene razón. La culpa de que te roben en la playa no es tuya por pensar que estás en tu casa. La culpa de que desaparezca un móvil que olvidaste, no es tuya, por mala memoria. Y sobretodo, que te engañen cuatro veces, o cinco, no te rebaja, no a ti . (Y con esto no quiero decir que esté en contra de la prudencia ¿eh?)

Pero ahí está el origen de todos (o casi todos) los problemas. En un problema gigantesco de perspectiva. Que realmente hoy se considera más vergonzoso dejarse engañar que querer engañar. Que es preferible ser malo que tonto. Que hemos olvidado que la humillación está en ser capaz de hacer daño. E incluso, que hemos olvidado que lo más degradante es convertirte en eso que crees que son los demás.

Etiquetas: , ,

7 Comments:

{color:#aa0033;}
Blogger Judith said...

Apoyo 100%.

Vamos a seguir insistiendo. Y no por creer que de tanto dar contra el cristal, la polilla se vaya a colar en la bombilla, como decían Mecano.

Insistiremos por dignidad. Y que le den por saco al juicio del mundo.

12:39 a. m.

 
Blogger Mrs Jones said...

ya sabes todo lo que pienso yo, claro.

la ingenuidad como motor del mundo.

3:44 p. m.

 
Blogger Youngblood said...

Lo malo es que te obligas a no fiarte de nadie, ni siquiera de tu sombra...

1:54 a. m.

 
Anonymous atoidi said...

la maldad como motor del mundo..
si me engañas dos veces es porque el hombre es el único animal capaz de tropezar dos veces en la misma piedra

10:24 a. m.

 
Anonymous leituga said...

Estou completamente dacordo contigo. Os que confiamos non deberiamos se-los perxudicados...

1:00 a. m.

 
Blogger Mrs Jones said...

actualiza!!

vete a mi blog!!

1:46 p. m.

 
Blogger Beatrix Kidoo said...

gracias por la reflexión!! la gente debería enterarse de estas cosas..

besosonrisa

11:56 a. m.

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home