Haciendonos mayores...

domingo, enero 16, 2011

¿Alguna vez habéis lamido una pila?




Este año recibí un mail de esos de cadena, en el que hablaban de todas las cosas salvajes que nosotros hacíamos de jóvenes y que los niños de ahora (pobres tontos) no hacen, tipo dormir tumbado en el coche, jugar en la calle o trepar un árbol sin que ningún adulto ponga sus dos bracitos debajo a modo de red.

En la misma línea, he visto un libro (salió hace más de un año, pero bueno...) que tiene el hiperatractivo título de “Cincuenta cosas peligrosas que deberías dejar hacer a tus hijos” –hay página web y todo-. Aunque yo tengo mis reservas sobre que los niños de ahora sean tan aburridos como nos quieren hacer creer (al fin y al cabo las cosas más emocionantes ya las hacíamos a espaldas de nuestros padres, y los crios siguen llenándonos de preocupaciones con cortes, caídas y accidentes varios), estoy bastante de acuerdo en que los padres tienden a creer que son mucho más débiles de lo que son, o que hay que protegerles de muchas más cosas de las que hay que protegerles en realidad (como la noticia aquella de un niño al que no dejaban ni ir solo al baño por si se lastimaba).

Pero a lo que iba, el libro propone 50 cosas que pondrían a los padres de los nervios, pero que resultan muy educativas para los más pequeños. ¿Por ejemplo? Lamer una pila de bajo voltaje y sentir un ligero shock eléctrico, pegar dos dedos con superglue, conducir un coche (aunque advierto de que mis intentos juveniles me dejaron bastante traumatizada), chamuscar algo –que no sea un ser vivo- con una lupa, jugar con un tirachinas, sumergirse en un contenedor... volver a hacer de la vida un lugar excitante.

Y sobre todo, no crear adultos que tengan miedo de encender una hoguera o de manejar un martillo.

Etiquetas: ,

9 Comments:

{color:#aa0033;}
Blogger sr. calavera said...

Sí.

:)

8:47 p. m.

 
Blogger aniram said...

Yo también. Se hacía para probar si aún estaba cargada- si era así, sorpresa!

;)

9:33 p. m.

 
OpenID carnedelecturas said...

jamás! Nunca chupé una pila. Ni tampoco trepé a un árbol mínimamente alto (me daba miedo...)

Los niños de ahora no son más aburridos, sólo hacen cosas diferentes! ;)

11:10 p. m.

 
Blogger Lala lalala said...

Yo tambien la chupé...y FEDERICO deberían haberle avisado que no se deben chamuscar humanos! jajaja

11:47 p. m.

 
Anonymous Tera said...

Nunca lamí una pila...

pero ahora tengo muchas ganas de hacerlo!

11:54 p. m.

 
Blogger poliptoton said...

Ahora que tengo sobrinos y veo estas cosas de cerca (aunque sólo sea en vacaciones), cada vez me preocupa más la generación de tarados inútiles y sobreprotegidos que estamos creando... Me parece fantástico que un niño se pegue una hostia de vez en cuando, así que muy fan del libro este.

7:49 a. m.

 
Blogger Lala lalala said...

Ai Tera... cuantas cosas tenemos q enseñarte ;-)

1:14 p. m.

 
Blogger Zabu said...

Estoy con Tera y con Poliptoton..

7:58 p. m.

 
Blogger Zabu said...

... he tardado 5 minutos en encontrar una...

Ahora estoy sólo con Poliptoton :)

8:00 p. m.

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home