Haciendonos mayores...

martes, mayo 08, 2007

La ciudad de las ambulancias

Cuando desaparezca de esta (maldita) ciudad, me perseguirá como un fantasma el ruido de las ambulancias. Yo estoy profundamente convencida de que por las calles de Barcelona transita la mayor densidad de ambulancias del mundo. Me han intentado explicar que eso es porque para ir al cole camino 20 minutos por una de las arterias básicas de la ciudad, y que las arterias de las ciudades siempre están llenas de vehículos porque meterse por callejuelas es probablemente menos eficaz. Vale. Me lo creo. Pero sigo pensando que Barcelona es una ciudad tendente a los accidentes. Ciudad presurosa que se corta los dedos al abrir la lata de atún y se golpea los pies contra las puertas y de vez en cuando resbala por las escaleras. Ciudad apremiante donde (dicen las malas lenguas) la primera causa de mortalidad entre los 20 y los 30 años son los suicidios. Y las ambulancias corretean por la Gran Vía de les Corts Catalanes, arriba y abajo, abajo y arriba, en un esfuerzo hiperbólico por llegar a tiempo, como los pobres habitantes, que claro, con las prisas se tropiezan, o hasta les da un ataque al corazón. O se caen de los tejados.


Hace un par de semanas (que bien podrían ser un par de meses) escuché las sirenas de los bomberos. "Esta no es la sirena habitual", me dije, y empecé a mirar aquí y allá. Los bomberos se pararon justo a mi lado pero no venían a por mí. Entraron en un portal, a cuyo pie había toda una congregación de curiosos ya no viandantes. Miraban hacia arriba y miré hacía arriba, pero no encontré fuego en ningún sitio. Entonces, uno de los congregados comenzó a gritar. Tírate. ¿Porque no te tiras de una vez? ¿No tienes cojones? Pero tírate coño, tírate ya y nos haces un favor a todos.

10 Comments:

{color:#aa0033;}
Anonymous ra said...

oye, que yo vivo al lado del samur"!!!!!!!!! ya me dirás si yo no oigo sirenas!!!!!!!!!!!!!

¿sabes que madrid es una de las ciduades del mundo en la que más rápido se anda?

6:49 p. m.

 
Blogger Mrs Jones said...

(maldita, maldita) ciudad

los bomberos a veces rescatan gatitos
y eso es siempre más bello

2:14 p. m.

 
Blogger poliptoton said...

Yo antes vivía al lado del Clínic, así que te puedes imaginar. Maldita ciudad, sí, pero a mí se me ha incrustado ya dentro, no como un cáncer, sino como esos resfriados que no se te acaban de curar y se prolongan durante semanas. Te acostumbras a ir con el kleenex al lado y los defectos comienzan a parecerte normales.
La semana con menos suicidios, sólo en el metro, hay un par de ellos. Otra cosa son los pactos de la TMB con los medios y el pánico al supuesto efecto contagio.

7:34 p. m.

 
Blogger EseNoSoy said...

Que estress solo de pensarlo :P De todas formas mira el lado bueno: ver mundo siempre está bien, y Barcelona tiene pinta de no ser fea :P

8:37 p. m.

 
Blogger Zabu said...

La frase "congregación de curiosos ya no viandantes" me ha parecido deliciosa. Y yo creo que es este tipo de cosas (encontrar la belleza que nos rodea por todos lados) lo que nos hace seguir viviendo pese a las hostias finas que nos da la vida.

9:21 p. m.

 
Blogger adria said...

y nadie ha preguntado lo interesante?

"Tuvo cojones a tirarse?"

10:53 p. m.

 
Anonymous Anónimo said...

bajatelas ya, por favor, que tengo la cancioncilla francesa en los oidos y necesito saber toda la letra para cantarla frente al espejo del ascensor

6:41 p. m.

 
Anonymous Anónimo said...

glups!! soy cubilete!!

6:41 p. m.

 
Anonymous cubilete said...

oye, te has dejado tb una pulsera en mi casa, pas vrai?

5:21 p. m.

 
Anonymous laszlito said...

siento poner este comentario aquí a quemarropa pero: No te olvides del festival de la OTI, cuando menos te lo esperes... ZACA !

http://es.wikipedia.org/wiki/Festival_de_la_OTI

1:04 p. m.

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home