Haciendonos mayores...

lunes, noviembre 20, 2006

Sana y salva

Últimamente tengo ganas de pensar aquí o allí ¿Sabéis?

No voy a compartir nada con vosotros aunque ya no existais, así que se trata de un acto de fe. Creer a pesar de todo. A pesar de las conversaciones banales, claro. Yo creo cada vez más en los demás. Siempre subyace alguna peculiaridad, aunque nunca sea suficiente.

Quiero volver, incluso si ya ha caducado o mucho más si ha caducado. Y sólo tengo diez minutos para escribir y entonces no puedo ordenar mis pensamientos. Estoy muy contenta en ese sentido. No tengo tiempo pero estoy priorizando bien, eso creo. Es lo más importante.

Un día leí de una bailarina que había sacrificado toda su juventud por la danza. Que no había tenido ni novios, ni amigos, ni tiempo libre pero que así había llegado a ser la número 1. Se ensalza mucho, eso. No digo que esté mal si ella está satisfecha.

Pero como discurso me da bastante asco.

2 Comments:

{color:#aa0033;}
Anonymous rapunsel said...

yo oí ese mismo discurso de un tío que no recuerdo como se llama que es bailarín español, el numero uno en no se donde. y que vendió su infancia víctima porque los niños se metían con él porque hacía ballet.

(se le veía muy resentido, aunqeu sonreía)

7:56 p. m.

 
Anonymous Javier said...

Oh, pero bueno, ¿y qué le hace pensar que no existimos? Yo, al menos, existo un poquito (mi vida tiene un 30% de vida, como decía el bueno de Tzara) y le leo; y aunque mi abnegación no sea de bailarín, nunca dejaré dejar de admirar a aquellas personas que se imponen una meta noble y la alcanzan.

Pero bueno, yo en realidad pasaba por aquí a saludar, pues me causó gran impresión algo que leyó en el Lletraferit hace algunas lunas.

Y aquí va el saludo:

¡Un saludo!
Javier

5:03 p. m.

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home