Haciendonos mayores...

domingo, junio 04, 2006

Psicoanálisis de las ventanas

LLega el verano y se abren las ventanas.

En mi mundo ideal, donde siempre hace calor, las ventanas y las puertas están constantemente abiertas y las casas se llenan de luz. Y escuchas a los vecinos que dan golpes en los cacharros al cocinar, y les escuchar gritar, cantar, hablar...

Todo es como apacible. Como que la gente entera se da a la vida de una forma pública, notoria. No como en invierno, que parece que vivir da verguenza y se esconden en el sofá acurrucados frente a la estufa y hablan bajito y se molestan si los vecinos les escuchan discutir.

Además en verano entran los pajaritos por la ventana. Su ruido me refiero, entran antes que los vecinos porque los vecinos a esas horas duermen. Y si, es así. Te acuestas y te entra la fiesta de los de allí abajo, los de la terraza y se ríen y es como si compartiesen tu felicidad contigo. Y no oyes animalitos ni el mar ni nada bucólico porque estás en medio de una ciudad, pero por la mañana se escuchan gallos. Así es. Y después los pájaros. Y más tarde los cacharros de la cocina. Entonces te vas desperezando y el mundo está en orden. Gallos, pájaros, cacharros.

Cuando era pequeña dormía con la ventana cerrada. Si hacía mucho calor (tengo doble ventanal) cerraba de un lado delante y de otro atrás. Y en medio corría la brisa. Si hacía mucho demasiado insoportable calor dejaba abierto pero con las persianas bien apretadas. Me aterrorizaba la idea de que entrase un insecto. Me sigue aterrorizando, pero ahora me atrevo a disfrutar de los placeres de la vida. La ventana abierta, el ruido. La persiana subida, la luz.

Y es la vida misma la que te atrae y te despierta y te muestra lo que te estás perdiendo.

Por otro lado estoy convencida de que soy una persona mejor. Que bajar las persianas es síntoma de que no quieres que entre la vida. A nivel subconsciente, preconsciente o algo de eso. Que cerrar las ventanas es cerrarse uno mismo.

6 Comments:

{color:#aa0033;}
Anonymous Flami said...

A mi me gustan cerradas....:-(((

4:07 p. m.

 
Anonymous Mansun said...

4 de Junio y yo con las ventanas cerradas...pero eso no es lo peor...

Lo peor es que aun no quité mis comodas y calurosas sabanas de franela. Es el mejor tacto del mundo ^_^

6:04 p. m.

 
Blogger Mrs Jones said...

Yo en verano dejo todo abierto.

En la otra casa dejaba las ventanas abiertas y entraban los gatos y dormían conmigo.

En esta casa las ventanas están demasiado altas.

8:06 p. m.

 
Anonymous rapunsel said...

Ummm No lo había pensado así. ayer dormí con la ventana abierta, ¿me estoy haciendo buena persona?

9:22 p. m.

 
Anonymous pataruco said...

Alegrame saver que disfrutas da liverdade das ventas abertas.

Eu vivin 2 anos se porta nen contras na miña habitación, e inda hoxe prefiro arrimar a porta antes que pechala.

Que optimista texto. Marcho cun sorriso na cara

bico!

8:57 p. m.

 
Anonymous Anónimo said...

a mi mencantan los atardeceres de verano en la playa, en casa, en la terraza, solo o acompañao...q cosa el verano!, y q corto va a ser este año.

8:27 p. m.

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home