Haciendonos mayores...

viernes, mayo 23, 2008

Las impresoras y Darwin

Hoy es un día puajpuajpuaj, como traté de explicar a alguien por el messenger. Pero en los días puajpuajpuaj el messenger te tira una y otra vez hasta que te rindes, así que ahora lo grito aquí, a todo el ciberespacio: escuchadme por dios, tengo un día horrible, la impresora se atraganta cada vez que intenta alimentarse de papel y emite unos sonidos terribles que me parten el alma. Yo corro, con cofia de enfermera, la desmonto, la miro por arriba, la miro por abajo, retiro su papel que formó ya una bola, lo vuelvo a intentar.

Le inflijo el mismo suplicio una y otra vez, hasta que llega un enfermero mucho más competente que descubre que tenía una pieza suelta. Sonrío, ya estás a salvo, le digo, acariciándola. Me propongo recomenzar e imprimir el trabajo ese que tengo que entregar la semana pasada. Pero como es un día puajpuajpuaj no he tenido tiempo de leerlo y cuando lo imprimo aparece lleno de incongruencias. Decido re-imprimirlo, pero no queda papel. Busco papel por aquí, por allá, encuentro a los últimos supervivientes. Los introduzco, pero no son suficientes. Así que decido solo re-imprimir las hojas con incoherencias totalmente aberrantes. Me equivoco, le doy a imprimir todo cuando ya sólo quedaba una hoja por reimprimir, quiero cancelarlo, no llego a tiempo y la maldita impresora ya está otra vez con esos pitidos insoportables que está vez exigen lo que yo misma ordené.

Paso del tema, y dejo a las hojas imprimiéndose y reimprimiéndose sobre ellas mismas. Reflexiono un poco sobre lo que tengo que hacer. Debería estar contenta, porque mañana es la Fiesta Eurovisiva (fiesta con una ya antigua tradición, pero que suele estar, de todas maneras, pasada por agua). Debería estar contenta porque (mucho más importante que eso) llega Ana y si me porto bien, quizá, los últimos capítulos de Lost. Pero no puedo dejar de sentirme miserable y ni siquiera puedo chillar al ciberespacio por qué (menos mal que quedan las impresoras y los trabajos y los estreses y todo tipo de tonterías).

El miércoles, sin embargo, tuve un día bonito, un día circular. Fui a ver la (posiblemente) última obra de teatro que vaya a ver en Bruselas, y quedó, por cierto, en el podium de una de las tres que más me han gustado de todo el año!! Lo más emocionante es que el guionista era el mismo del que había visto la primera obra que ví en Bruselas (hace ya 6 meses –ojos entornados, mirada vidriosa-). Por supuesto, de este detalle no me di cuenta hasta que me dieron el programa, lo que hizo que se multiplicara la sensación de señal de algún tipo. La obra en cuestión era Darwin, sobre dos tipos en coma que están en una dimensión paralela (física cuántica, ya sabéis, eso que se intuye como la parte poética de tan árida materia). En esa dimensión uno de esos señores que lo achacan todo a la naturaleza habla con otro que no se entera de nada, mientras ante sus ojos pasa la vida familiar del señor cínico. Tiene tres hijas (que se acuestan todas con el marido de la mediana) que le van a visitar de vez en cuando y que esperan ansiosas que vuelva a la vida. La mediana es profe de biología (ahora llegamos a lo que se supone es lo importante de la obra, tengo que recordar lo de la pirámide invertida), y tras una discusión con un niño que la acusa de mentirosa (¿pues en que capítulo de la Biblia se habla de evolución?), el consejo escolar le recomienda (exije) dejar claro que la de Darwin es una teoría entre otras y que entre esas otras destaca la del diseño inteligente. Por supuesto el profe que más la presiona nos aparece como un tontorrón que acaba convertido en un diabólico fanático de los de no me extraña que la ira de dios haya caído sobre ti y te haya castigado con tu esterilidad (¿de verdad aún hay gente que usa ese argumento? –yo lo dudo, hoy en día se sabe de marketing-).

Yo, llena de inocencia, le pregunté al director (con cara de cómo están de locos estos americanos) si cree que esto puede llegar a pasar en Europa, lo de meter todo reloj tiene un relojero como materia de examen. El señor (un alarmista) me dijo que no podía pasar, si no que ya pasaba, que algunos profesores de biología, normalmente de profesión musulmana, ya estaban pidiendo que se revisaran los planes de estudio.

Uno piensa en lo realmente importantes que son quienes decidan que se mete y que no en un plano de estudios. Yo, tú, él, mataríamos por defender la teoría de Darwin. Claro que somos productos del azar (que conste que en mi cole me hablaron de Darwin y de la evolución, pero dejándome claro que era compatible con el plan divino), claro que defendemos del mono. Yo lo creo, vamos, yo me río si alguien me habla de la creación. Pero realmente no tengo las herramientas necesarias (o sea, sí en abstracto, no os creáis que estoy con el señor del nuevo documental). Si hubiera un montón de artículos de científicos diciéndome que una regla lógica universal es que toda consecuencia tiene una causa y que está probado reprobado y encima mis profes me hablan de Adán y Eva -pero claro, esto para nosotros es tan absurdo que aquí saltáis y pensáis que no-, yo defiendo el creacionismo (porque podéis estar seguros, la mayoría de nosotros creemos en la ciencia de la misma manera que se cree en dios).

Por eso da miedo.

Etiquetas: , ,

3 Comments:

{color:#aa0033;}
Blogger Mrs Jones said...

Sí. Hay capítulos de Lost (pero siento decirte q esta semana no hubo! así q acaba el jueves q viene...)

11:19 p. m.

 
Blogger Cubilete said...

milky, nos matas a sobredosis de texto!

Soy Turquía, porque Letonia no tenía recetas y... descalificaron a mi pavo. :(

J suis triste!

2:04 p. m.

 
Blogger Judith said...

¿Nerviosa?

Muchísimo...

Supongo que el mes sin postear y mi falta de comunicación general para con todo el mundo me delata, :P

Jo, Cris... ¡vivo mentalmente secuestrada! Estoy cometiendo errores ortográficos por doquier, escribo tal como suena a lo salvaje y esas cosas... A ver si doy el cambio ya y me estabilizo un poco en la nueva vida. Me quedan dos días en Salir... ¡y el lunes empiezo allí!

Te debo una canción-digoooo, un email, un viaje, un programa de radio y bastantes comments.

:(

Pero tener cosas pendientes es como un poco positivo, no? Enfoca hacia el futuro.

Y sí, tienes razón: lo nuestro es fe en la ciencia. Sin más.

10:46 p. m.

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home