Haciendonos mayores...

lunes, febrero 09, 2009

14 de febrero

Decía Cicerón (como mínimo) que nunca comentaras tus propósitos o se volvería en tu contra (especialmente cuando no los cumplieras). Pero ya se sabe que en estos tiempos ¿pos?modernos no se le presta mucha atención a la filosofía latina. Así que por el año nuevo no hice lista, pero empecé a soltar mis propósitos por aquí y por allá, sin demasiada convicción y con ninguna reserva. Ahora reproduciré mi error con la esperanza de que la vergüenza me obligue a actuar, que lo sepa el mundo entero: ¡me propuse escribir en el blog todas las semanas!.

Aunque ya lo decían en un libro que leí de pequeña: nunca más mi diario será una obligación. No contaré lo que me pasa (hoy comí sopa y merluza) si no mis pensamientos e inquietudes (sobre la familia, el amor, los estudios, la muerte de un ser querido, todos los temas mínimos que debe recoger un compendio de moral juvenil). Por lástima a veces no resulta suficiente con el entusiasmo. A veces uno cree que necesita tener algo que contar ( sus pensamientos e inquietudes no dan para tanto), porque es mejor ser poco brillante que la cruel realidad (ala, a hacer cábalas).

Mientras tanto yo encontraré algo que contar: ¡porque el sábado es San Valentín!. Y para los que no han encontrado el amor o les gustan los excesos, en las estaciones de metro se repartirán chocolates. Después hay que ir a la Bourse a escribir un mensaje que un globo llevará hasta un destinatario (una media naranja, quizá). Bruselas intenta siempre y en cualquier situación perder su estatus de ciudad gris, funcional y aburrida. Y triunfa.

El año pasado mi amiga M. me visitó en tan señalada fecha y se quedó, no sé si horrorizada o encantada con el número desproporcionado de corazones que campaban por los escaparates de Bruselas. Este año tengo una nueva visita que quedará más impresionada aún. Aunque le prometí una cita a ciegas y se tendrá que conformar con un tazón de chocolate.

Etiquetas: , ,

5 Comments:

{color:#aa0033;}
Blogger poliptoton said...

Dios, no se me ocurre una ciudad en el mundo más romántica que Bruselas...

Pero va, venga, mójate (atención, se acerca el comentario misógino), ¿estás a favor o en contra de San Valentín? (ya viene, ya viene) ¿O estás, como la mayoría, totalmente en contra pero en realidad, en el fondo-fondo, un poquito a favor, pero sin que nadie se entere? (yastá, ya lo he dicho)

11:22 p. m.

 
Blogger Cubilete said...

si me llevas a Bourse (o a donde dan bombombes gratis...)a escribir cosas en globos, ya me conformo. Llevaré botas rojas! :) (por cierto, hará mucho frío?)

11:32 p. m.

 
Blogger Magnolias Blancas said...

Venga ya! Lo de los globos va en serio??? Yo también me apunto! Lo lanzaré desde mi ventana hacia el patio interior, y soplaré soplaré mientras tarareo a Brel -lo sé, lo sé, será complicado, pero creo que puedo hacerlo. Y confiaré en que mi globo alcance a tiempo el cielo belga para unirse a los vuestros :)

12:20 a. m.

 
Blogger Mrs Jones said...

Yo creo que me voy a emborrachar..

9:44 a. m.

 
Blogger poliptoton said...

Vale, buena respuesta. Pero menos mal que has dicho lo de las piruletas y tal, porque lo de "en San Valentín voy a los aeropuertos" te había quedado un poco psicópata.

1:02 p. m.

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home